Acreedores por arrendamiento financiero

Publicado en: actualidad

El arrendamiento financiero supone una excelente alternativa en casos en los que una empresa o un autónomo no puede hacer una gran inversión para la adquisición de un bien mueble necesario para desarrollar su actividad. Por ello, en el post de hoy, queremos exponer su funcionamiento y la figura de los acreedores por arrendamiento financiero.

¿Qué es un arrendamiento financiero?

El arrendamiento financiero, también conocido como leasing, está conformado por un contrato mediante el cual una empresa cede a otra el uso de un bien a cambio de unas cuotas periódicas durante un plazo de tiempo determinado. Al finalizar dicho período, el arrendatario tiene tres opciones:

  1. Comprar el bien para que pase a ser de su propiedad.
  2. Devolver el bien y rescindir el contrato.
  3. Renovar el contrato de arrendamiento, ya sea manteniendo las mismas condiciones o renegociando.

Tipos de arrendamientos

Es importante destacar que existen tres tipos de arrendamientos: El financiero, el operativo y el lease back. El arrendamiento financiero y operativo son los dos tipos de arrendamientos más habituales. Sin embargo, el lease back también es muy recomendable, especialmente cuando se pretenden liberar recursos que puedan ser usados como capital de trabajo.

Características del arrendamiento o leasing financiero

Las principales características del leasing pueden variar de acuerdo con la legislación vigente en cada país. En España, se deben destacar las siguientes:

  • El bien detallado en el contrato de arrendamiento solo puede ser destinado a uso profesional.
  • La duración del contrato puede variar en función del bien. Normalmente, se acuerdan dos años para bienes muebles (tales como maquinaria, equipos informáticos o mobiliario) y 10 para bienes inmuebles (por ejemplo terrenos o cualquier tipo de construcciones).
  • Durante este periodo, el arrendador financiero mantiene la titularidad del bien pero no se hace responsable de su pérdida o deterioro.
  • El bien se debe asegurar a todo riesgo y cuya prima irá a cargo del arrendatario.
  • En caso de incumplimiento del contrato por parte del arrendatario, el arrendador puede ejercer acciones declarativas o ejecutivas. Además, puede resolver el contrato e instar al juez la recuperación del bien objeto del contrato.

 

arrendamiento financiero y operativo

Ventajas y desventajas

Ventajas del arrendamiento financiero:

  • Una de las grandes ventajas del leasing financiero se encuentra a nivel fiscal. Las cuotas que aporta el arrendatario son deducibles durante los ejercicios en que el contrato esté en vigor.
  • Representa una excelente forma de aumentar la productividad sin necesidad de realizar una gran inversión inicial.
  • Las cuotas pueden adaptarse a las necesidades o a las capacidades del arrendatario.
  • La operación se realiza de forma rápida, especialmente en comparación con otros sistemas de financiación.
  • El arrendamiento financiero asegura la financiación de la inversión al 100%.
  • De forma indirecta, el leasing también evita que los activos de la empresa queden obsoletos.

Desventajas del arrendamiento financiero:

  • Su coste puede ser mayor comparado con otras alternativas de financiación, especialmente cuando se producen descensos en los tipos de interés.
  • El bien no puede ser devuelto hasta la finalización del contrato.
  • Los gastos provocados por pérdida o deterioro del bien deben ir a cargo del arrendatario.
  • La cancelación del contrato provoca una penalización.

 

leasing financiero

Contabilizar arrendamiento financiero

Una de las dudas frecuentes entre aquellas empresas o autónomos que se deciden por el leasing financiero es cómo contabilizarlo. En ese sentido, cabe destacar que es parecida a la de la adquisición de un bien del activo fijo: El arrendatario registra los activos según sea su naturaleza, se registra un pasivo financiero por el mismo importe y el total de los intereses se distribuyen a lo largo de la duración del contrato y se imputan a la cuenta de Pérdidas y Ganancias del ejercicio correspondiente.

Concurso de acreedores por arrendamiento financiero

El arrendatario financiero puede ser declarado en concurso de acreedores y representa un excelente instrumento para solventar una situación económica extraordinaria y de crisis. En ese sentido, una empresa puede solicitar la declaración de concurso de acreedores cuando no tiene la suficiente liquidez para cumplir con sus obligaciones.

Dependiendo del reconocimiento de la deuda, existen dos tipos de acreedores por arrendamiento financiero:

  • Acreedores por arrendamiento financiero a corto plazo: Deudas con vencimiento no superior a un año con otras entidades en calidad de cedentes del uso de bienes, en acuerdos que deban calificarse como arrendamientos financieros en los términos recogidos en las normas de registro y valoración.
  • Acreedores por arrendamiento financiero a largo plazo: Deudas con vencimiento superior a un año con partes vinculadas en calidad de cedentes del uso de bienes en acuerdos que deban calificarse como arrendamientos financieros en los términos recogidos en las normas de registro y valoración.

Para más información sobre el arrendamiento financiero o sobre la figura del acreedor, puede contactar con nosotros sin compromiso. En Tq Eurocredit contamos con más de 15 años de experiencia en el sector financiero y con un amplio equipo de profesionales especializados en la financiación para empresas. Por ello, podemos asesorarle en la búsqueda de la solución financiera óptima según su caso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SOLICITA TU PRÉSTAMO

Menú