Aval bancario

Publicado en: actualidad

El aval bancario es un requisito cada vez más presente en los contratos de alquiler ya que, de esta manera, los arrendadores cuentan con mayor seguridad para sus cobros. En el post de hoy, exponemos en qué consiste y cuáles son los principales requisitos que se suelen pedir para conseguir este tipo de aval.

¿Qué es un aval bancario?

Un aval representa una garantía ante el cumplimiento de una obligación económica. Es decir, se trata de una operación a través de la cual un avalista responde la persona que avala. Por tanto, en caso de que este último no pague, el avalista deberá hacerse cargo de sus obligaciones financieras.

En una operación de aval bancario, una entidad financiera actúa como avalista y cubre las obligaciones económicas del cliente. Es importante destacar que un aval bancario no funciona como un seguro. En caso de que la entidad bancaria llegue a hacerse cargo del incumplimiento del cliente, puede repetir contra él. Por tanto, el cliente termina pagando la obligación íntegra, salvo que caiga en estado de insolvencia.

Como comentábamos al inicio del post, en los últimos años el aval bancario se ha convertido en un requisito cada vez más exigido a la hora de firmar un contrato de alquiler, pero también se utiliza en operaciones de crédito o en licitaciones y concursos públicos.

contrato aval bancario

¿Cuál es el coste de un aval bancario?

Solicitar un aval bancario suele tener algunos costes, ya que la operación supone un riesgo en caso de incumplimiento. Aunque suele variar dependiendo del riesgo asumido, el precio del aval bancario suele incluir:

  • Comisiones: Las comisiones incluyen el coste del estudio de solvencia, la apertura del aval y la intervención ante notario. Todo ello suele suponer entre un 2% y un 3% del valor de la garantía.
  • Gastos: También se derivan algunos gastos relacionados con la operación, pero no con la operativa del banco, como la formalización de la escritura pública.

Requisitos de un aval bancario

Normalmente, los requisitos exigidos para obtener un aval bancario son los mismos que en cualquier operación de activo. El solicitante del aval debe ser cliente del banco en cuestión, que estudiará su nivel de solvencia, su cumplimiento de pagos y los fondos de los que dispone. Posteriormente, el solicitante también deberá aportar los datos específicos del inmueble que quiere alquilar, del arrendador y del importe que se solicita en el aval.

financiación bancaria

Una buena alternativa financiera

En los últimos años, los requisitos impuestos por las entidades bancarias son cada vez más exigentes en las operaciones de garantía. Por ello, la financiación privada se ha convertido en una alternativa ideal para muchas personas. A través de la financiación privada, se puede obtener el aval incluso en caso de no tener nómina o de encontrarse en ASNEF o en algún otro registro de morosos. El único requisito que suelen pedir estas entidades es que se cuente con una garantía inmobiliaria.

Además de la diferencia en el tipo de requisitos, la financiación privada ofrece importantes beneficios frente a la financiación tradicional, como son la rapidez y la fácil gestión. De hecho, en TQ Eurocredit, ofrecemos una respuesta a tus necesidades en un plazo de 48 horas, siempre que cuentes con una propiedad. Al contactar con nosotros, diseñamos un plan a tu medida con el único fin de superar cualquier obstáculo económico por el que puedas estar atravesando. Por ello, tanto si estás buscando un aval como si deseas realizar cualquier tipo de operación financiera, puedes contactar con nosotros sin compromiso. ¡Estaremos encantados de poder atenderte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SOLICITA TU PRÉSTAMO

Menú