Financiación alternativa

Publicado en: actualidad

Ante la necesidad de financiación, inicialmente se suele recurrir a los bancos. Sin embargo, el acceso a este tipo de financiación, hoy en día, es difícil. Las entidades tradicionales cada vez ponen más obstáculos y son más exigentes en sus requisitos. Esto retrasa o, directamente, impide cualquier posibilidad de financiación. Ante esta situación, la financiación alternativa se convierte en una excelente opción por la que cada vez se decantan más empresas para solucionar problemas temporales de liquidez.

¿Qué es la financiación alternativa?

La financiación alternativa está conformada por todas aquellas fuentes de financiación que son independientes de la financiación bancaria tradicional, como puede ser la financiación privada. Esta tipología une a inversores con empresas o particulares que necesitan financiación a corto plazo. Es decir, este tipo de financiación no lo ofrece un banco, sino entidades financieras privadas, que tienen un funcionamiento similar al banco y que están reguladas por el Banco de España.

La situación de la financiación alternativa en España

Antes del 2008, el 70% de la financiación de las empresas era bancaria, mientras que, en el caso de la financiación para particulares, podía superar el 90%. En el contexto de la crisis económica que se vivió a finales de la primera década de los 2000, los bancos dejaron de prestar financiación y esto agudizó aún más los problemas económicos de las empresas y familias.

A partir de este momento, fue más que evidente la importancia de obtener una fuente de financiación alternativa al banco. Muchos países aprendieron del error y han ido configurando una estructura de financiación más diversificada para hacer que las empresas sean más resistentes ante perturbaciones que afecten al sistema bancario.

Un claro ejemplo de esta transición hacia la financiación alternativa lo lidera Estados Unidos, lugar en el cual actualmente la financiación bancaria representa menos del 25%. Lamentablemente, en España, aún estamos lejos de alcanzar estas cifras. En nuestro país, la financiación bancaria aún representa un 80% de la financiación total, una tendencia considerada negativa por el Banco Central Europeo porque está demostrado que la financiación diversificada y la no dependencia ayuda en las economías.

Por todo ello, en los últimos años, la financiación alternativa ha crecido alrededor de un 114% en la Unión Europea. Los países que más han apostado por este cambio son Reino Unido, Francia, Alemania, Suecia y los Países Bajos. La economía de estos países demuestra gozar de buena salud, ya que la financiación alternativa ofrece nuevas alternativas y complementa los canales tradicionales.

Beneficios e inconvenientes de la financiación alternativa

Como se ha comentado en el punto anterior, la financiación alternativa está cada vez más presente en nuestra sociedad debido a sus múltiples beneficios, especialmente cuando un banco deniega el acceso al crédito. Sus principales ventajas son:

  • Rapidez: Requiere menos burocracia que cuando se firma una operación por vía bancaria. Además, se obtiene un trato más personalizado, lo que conlleva a un acceso al crédito más rápido y adaptado a todas las necesidades.
  • Flexibilidad: Se puede conseguir una devolución del crédito totalmente adaptada a las necesidades del cliente, con periodos de carencia si son necesarios.
  • Diversificación: Este tipo de financiación permite acceder a diferentes fuentes y a un abanico más amplio de posibilidades. De esta manera, se reduce la dependencia a la entidad bancaria tradicional.
  • Supervisión regulatoria: Actualmente, está cada vez más regulada, aunque aún hay empresas que intentan ofrecer servicios sin haber realizado todos los pasos adecuados. Es muy importante solicitar la documentación oportuna antes de recurrir a la financiación privada para asegurarse que se cumple con la legalidad. Todas las entidades de financiación alternativa deben estar homologadas y supervisadas por el Banco de España.
  • Reducción de la dependencia bancaria: Como hemos dicho anteriormente, para una economía empresarial y global, es bueno diversificar la financiación y reducir la excesiva dependencia del crédito bancario.

Por contra, no hay que olvidar que la financiación alternativa generalmente requiere una garantía inmobiliaria para reducir el riesgo de la operación. Por tanto, si el importe no se devuelve, hay que tener en cuenta que se corre el riesgo de perder la propiedad.

crédito privado

Tipos de financiación

Hay muchos tipos de financiación alternativa al banco, cada vez más. A continuación, mencionamos los más comunes:

  • Financiación privada: Funciona de una forma parecida a la financiación bancaria, pero el dinero proviene de un inversor. Otra de sus particularidades es que, para reducir el riesgo, una propiedad avala la operación.
  • Microcréditos: También proceden de entidades no bancarias y pueden conllevar intereses abusivos, hay que ir con cuidado.
  • Crédito comercial: Aplazamiento que las empresas conceden a sus clientes, normalmente a pagar a 30 o 60 días.
  • Factoring: Cesión de los derechos de cobros a cambio de un interés. Si se realiza a través de una plataforma de financiación, se llama Crowdfactoring.
  • Familia, amigos y subvenciones: aprovechar oportunidades del estado y entorno más cercano.

Financiación colaborativa

  • Corwlending: Prestamos entre particulares y empresas. Son plataformas online que ponen en contacto a personas o empresas que necesitan dinero e inversores que pueden prestarlo.
  • Equity Crowdfunding: Un número de personas o empresas que financian un proyecto a cambio de acciones.
  • Crowdfunding: sistema de financiación masivo sin ánimo de compensación, normalmente para apoyar un proyecto.

Financiación para startups

  • Business Angel: Aportación de dinero para rentabilizarlo con la buena marcha de la empresa. Confianza en el proyecto y, además de capital, aporta experiencia y contactos.
  • Venture Capital: Inversión en Startups con potencial a cambio de un porcentaje.

Financiación para empresas, ¿es una buena opción?

Cada vez son más las empresas que se deciden por la financiación alternativa, lo que la ha hecho convertirse en el tipo de financiación mayoritario, tanto en cantidad como en volumen de operaciones. Las empresas recurren a este tipo de financiación porque es la única que puede desbloquear cualquier situación financiera, especialmente cuando el banco no la concede, ya sea por motivos de riesgo o de morosidad. En muchos casos, la financiación alternativa es la única vía de rescate para muchas empresas.

Desde TQ Eurocredit, como expertos en financiación para empresas, ofrecemos soluciones flexibles y totalmente adaptadas a las necesidades de cualquier empresa. Somos líderes en el mercado, siendo la alternativa ideal a la banca tradicional, cuando el banco no facilita el crédito. Además, a diferencia de otras entidades, no tenemos límite, con lo que podemos dar respuesta a cualquier tipo de necesidad.

14 comentarios. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SOLICITA TU PRÉSTAMO

keyboard_arrow_up